España.- Colombia sigue sacando carbón. Por si en algo puede ayudar la experiencia, la misión institucional y empresarial del Principado en el país andino recorre estos días Bogotá con un “si algo podemos hacer por ustedes” que en la minería es una oferta de exportación de conocimiento. Los dirigentes del Gobierno regional buscan también en el exterior otra vida para la mina. Y en Colombia, donde el carbón sobrevive sin fecha de caducidad, han llamado a la puerta de una gran empresa del sector.

De visita en la casa colombiana de Drummond, compañía minera estadounidense ascendida a “referente de la explotación de carbón” con dos yacimientos a cielo abierto en Colombia y 32,6 toneladas exportadas el año pasado -de Asturias salieron en 2006 1,2 millones-, el director general de Minería y Energía del Principado ha encontrado una veta que bien podría desembocar, afirma, en la esperanza de “alguna contratación para empresas asturianas”. Son capaces de exportar, a juicio de Isaac Pola y ya se verá si al de Drummond, experiencia y conocimiento en todos los alrededores del carbón: “La restauración y rehabilitación ambiental, la seguridad minera, la gestión minera sostenible y la formación de recursos humanos para la empresa”. A Drummond le puede interesar todo eso en lo que Asturias lleva unas décadas trabajando, viene a decir Pola, que ha dado en Bogotá con otros posibles yacimientos.

El director general ofreció esa misma experiencia en los aledaños mineros a mayor escala a la Unidad de Planeación minero energética, dependiente del Ministerio de Minas y Energía del Gobierno colombiano, con la que también exploró otras alternativas de intervención remunerada en la transformación del país. Buscando reconversiones en las que poder participar, la misión institucional y empresarial del Principado abandonó ayer Colombia en dirección a México dejando abierta, al decir de Isaac Pola, la puerta a lo que espera sea un hueco para las empresas asturianas también en la transformación del sistema energético en el país andino. Colombia está en pleno programa de diversificación de su mix de generación eléctrica para pasar de un modelo dominado al ochenta por ciento por la energía hidráulica a otro en el que pesen más las fuentes renovables y ahí piensa el Principado que caben también las compañías de la región.

De momento, Isaac Pola ha “iniciado colaboraciones” después de presentar ante la representación del gobierno colombiano “las capacidades notables” del tejido empresarial asturiano en fabricación de bienes de equipo para el desarrollo de estos proyectos, la experiencia del sector industrial asturiano en la incorporación de la eficiencia energética, también en la edificación y el progreso del transporte eléctrico y, tal vez sobre todo, en el desarrollo de redes de distribución eléctrica, cuestión esencial habida cuenta del “notabilísimo déficit que arrastra en este aspecto” el modelo colombiano. Bogotá, esta ciudad donde muchas calles piden un asfaltado y anuncia en los mupis un plan de reforma estética en el que aspiran a entrar las empresas asturianas, también tiene las conducciones eléctricas muy a la vista en algunas zonas donde grandes postes atiborrados de cables componen una imagen desde hace decenios insólita en la España urbana.

“Nos han pedido información sobre los modelos de operación del sistema en Asturias y España y les hemos ofrecido las capacidades de nuestras ingenierías en el sector proveedor de instalaciones para el sector eléctrico”, afirma Pola.

Ante Jorge Alberto Valencia, director de la Unidad de Planeación Minero Energética, el director general defendió por ejemplo que el plan de movilidad eléctrica que diseña el Ayuntamiento de Bogotá puede abrir una oportunidad para Phoenix Contact, firma asturiana de puntos de recarga, o que los modelos de eficiencia energética “en todos los sectores de la actividad industrial” en Asturias pueden servirles de ejemplo.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here