El portal de la Minería

El gigante chileno del cobre mira al sector privado en busca de viabilidad

0 8

La estatal Codelco es la mayor productora de cobre del mundo. Su presidente valora seguir los pasos de la mexicana Pemex y la saudí Aramco para garantizar la viabilidad de la compañía.

La compañía estatal chilena Codelco -mayor productora de cobre del mundo- está estudiando “todas las opciones” para hacer frente al bajo precio del cobre, incluyendo alianzas con compañías del sector privado, según asegura Oscar Landerretche, presidente de la empresa minera.

Este movimiento tendría como objetivo aliviar la “agonía” que está suponiendo para la empresa la adaptación al escenario de caída de precios que ha puesto fin al ciclo alcista de las materias primas. Con el precio del cobre cayendo desde 2011, Codelco se ve en la necesidad de tomar decisiones “extremas” en favor de la viabilidad de la compañía, siguiendo la senda marcada por otras empresas estatales del mismo ámbito, como la petrolera estatal mexicana Pemex y la saudí Aramco, que han abierto sus monopolios al capital privado.

“Estamos analizando todas las opciones”, explica Landerretche al Financial Times. “Tenemos que encontrar el camino correcto para que la compañía sea viable y competitiva”, añade, asegurando que en los próximos meses presentará un plan “coherente” de financiación.

Codelco está luchando por mantener la producción, que actualmente supone la décima parte de todo el cobre que se comercializa en el mundo. Gracias a este mineral, Chile ha conseguido transformar su economía y, en apenas cuarenta años, ha pasado de ser un país pobre a uno de los más ricos de la región.

Tras sufrir una constante descapitalización desde que inició su andadura en 1976, Codelco está buscando alianzas con el sector privado, emitir deuda, bonos híbridos o incluso hasta reducir su tamaño, con tal de mantener la compañía a flote, según detalla Landerretche.

“Estamos en un mundo de inmensa volatilidad y cada día ocurre algo; hoy puede ser el Brexit pero mañana puede ser la Fed o Trump y, entonces, quién sabe qué ocurrirá”, explica el presidente de Codelco, para ilustrar por qué no termina de fraguarse el anunciado rebote del precio del cobre.

El movimiento hacia el capital privado-que según Landerretche podría incluir una alianza para bombear agua hasta las minas en el desierto de Atacama-, se opone a la filosofía política del gobierno de Michelle Bachelet, que aboga por reforzar el papel del Estado en la economía.

Debate

En cualquier caso, la posibilidad de que Codelco pueda vender participaciones de la compañía a inversores privados es algo que no se va a resolver a corto plazo. Justo antes de que fuera elegido presidente del país en 2010, Sebastián Piñera tuvo que desechar, por impopular, su propuesta de poner a la venta un 20% de Codelco. “Es una discusión interesante, pero es imposible de resolver en el corto plazo”, sentencia Landerretche.

El Gobierno chileno acaba de inyectar 600 millones de dólares en la minera, que entrega todos sus beneficios al Estado y recibe de vuelta sólo un 10% mientras que las compañías privadas del sector reinvierten alrededor del 40% de sus beneficios.

Este esquema difícilmente podrá cambiar en el corto plazo, habida cuenta de los problemas de liquidez que afronta el Ejecutivo de Bachelet en su lucha por reactivar la lánguida economía chilena. La popularidad de la presidenta se ha desplomado mientras que su programa de reformas se estanca. “Costó 40 años descapitalizar Codelco; si se pudiera solucionar este problema en los próximos diez años, eso sería fantástico”, asegura Landerretche. La compañía se ha visto obligada a recortar sus planes de gasto para los próximos cinco años desde los 25.000 millones de dólares previstos inicialmente hasta 19.000 millones.

Situación complicada

La minera está dando prioridad a sus más antiguos y mayores proyectos, especialmente Chuquicamata, El Teniente y Andina. “Todo lo demás dependerá de cómo evolucionen el mercado y los precios”, se lamenta el presidente de Codelco, tras admitir que la estatal se encuentra en un momento complicado: “Los analistas no deben evaluar a Codelco con los mismos estándares que utilizan con las compañías privadas, al menos hasta que alcance esa situación”, advierte.

El resquicio de esperanza al que se aferra Codelco es la expectativa de que el precio del cobre rebote hasta alrededor de los tres dólares por libra en el medio plazo desde los actuales 2,15 dólares, según explica el presidente de la minera chilena.

Los bajos precios no han alterado los fundamentales que determinan la demanda. Landerretche afirma que “los pronósticos para el largo plazo se mantienen igual”, asegurando que habrá dos años de exceso de producción para pasar a un exceso de demanda entre 2018 y 2019.

 

Expansión

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.