Chile.- Más tiempo de lo esperado se ha tardado el proceso de venta que Oro Blanco inició de su participación en Pampa Calichera, sociedad que es propietaria del 19% de SQM de forma directa, y de otro 3,3% a través de la sociedad Global Mining.

El 18 de diciembre de 2015 Oro Blanco informó al mercado y a la autoridad que el banco Itaú Argentina buscaría un interesado en comprar las acciones que tiene en Pampa, cuyo proceso se estimaba “tendría una duración aproximada de seis meses”. Esos 180 días vencieron el sábado.

Aunque conocedores del proceso rechazan hablar de retrasos, lo cierto es que el deadline trazado al inicio se ha movido por diferentes razones. La principal sería, dicen las mismas fuentes, la imposibilidad de acceder a información confidencial de SQM y de Pampa para ofrecerla en un data room a los interesados, lo que habría sido rechazado por los directorios de ambas sociedades para evitarse un problema con el regulador. Y es justamente el rol que cumpla ahora la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) el que será clave.

Es el organismo dirigido por Carlos Pavez el que por estos días debe responder una solicitud para permitir que la minera no metálica y Pampa entreguen dicha información, bajo estrictas medidas de reserva para evitar filtraciones y uso de información privilegiada. Ese oficio aún no es emitido y no tiene un plazo para realizarse. De hecho, una fuente que conoce del proceso dice que la SVS ha dado señales de que no permitiría dicha entrega de datos por no beneficiar al conjunto de la sociedad, sino sólo a una parte de sus accionistas.

Y es este punto el que más complica a la división de fusiones y adquisiciones de Itaú Argentina, a cargo de la transacción, pues los interesados necesitan contar con un gran cúmulo de información privada para poder hacer una oferta vinculante, sobre todo entendiendo que son firmas extranjeras que, antes de hacer una oferta, deben tener la aprobación de sus respectivos directorios y, eventualmente, de sus propias legislaciones. Hasta ahora, se conoce del interés de la china Tianqi y otro actor mundial.

Según varias fuentes, este escenario generará que la operación tarde otros seis meses.

¿OPA?

La otra respuesta que está pendiente es si Potasios, controladora del 10% de Pampa y de otro 6,9% de SQM, se sumará al proceso iniciado por Oro Blanco, tal como fueron invitados en diciembre de 2015. Sin embargo, fuentes al tanto comentan que aún es muy pronto para decidirlo.

Los actores del mercado concuerdan que una Oferta Pública de Adquisición de Acción (OPA) sería la mejor opción para hacerse de las cascadas. Es decir, que alguien decida comprar todo el esquema de control armado por Julio Ponce, en vez de participaciones parceladas. La pregunta es quién estaría dispuesto a hacerlo y el candidato natural es Potash Corp, controlador actual de 32% de la minera, pero la gigante de fertilizantes no pasa por su mejor momento financiero. La acción ha caído 40% en los últimos 12 meses, cerraron dos instalaciones en Canadá y redujeron la producción en otra, además se proyecta una menor entrega de dividendos para este año.

 

La Tercera

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here