Perú.- Las semanas previas al 28 de julio están típicamente llenas de especulaciones sobre quiénes serán convocados como miembros del primer gabinete del gobierno entrante. Muchos nombres se ponen sobre la mesa y nada ni nadie se descartan. Más allá de especular sobre posibles nombres y sus características físicas e intelectuales, pretendo presentar los principales retos y, ante ellos, el perfil que debería tener el(la) primer(a) ministro(a) del gobierno del Presidente Pedro Pablo Kuczynski para el sector energía y minas.

Considero que en términos generales el(la) próximo(a) ministro(a) debe ser alguien que ciertamente tenga conocimientos técnicos y prácticos de ambos sectores, aunque debe resaltar más por sus cualidades y habilidades de persuasión, consenso, comunicación, gestión, negociación y liderazgo. Características nada nuevas por supuesto y que tal vez cubran el perfil típico de alguien en un cargo de esas responsabilidades, ya sea en el sector privado o público; sin embargo, ahora esas cualidades son más importantes que nunca y más allá de las técnicas.

Quien lidere esta cartera deberá manejar en paralelo diversos temas de corto, mediano y largo plazo. Centraré mis comentarios en la parte minera del sector.

De mediano y largo plazo, el principal reto, como ya he mencionado en posts anteriores, está en crear una visión estratégica compartida sobre la forma de desarrollar el sector minero, el rol que éste juega en el desarrollo del país y el modelo de relacionamiento y colaboración que debería existir entre los grupos de interés involucrados. Esto no es un ejercicio menor, debe plantearse desde el inicio de la nueva gestión y requiere de un amplio liderazgo y capacidad de consenso por parte de la cabeza del sector.

El rol y responsabilidades de la cartera han cambiado notablemente en los últimos 10 años, al haberse transferido diversas funciones a otros organismos y ministerios. Ello requiere un esfuerzo en el muy corto plazo para definir nuevamente los objetivos y recursos económicos y humanos que requiere el ministerio para poder alcanzarlos, además de una estrecha coordinación y comunicación entre las distintas entidades involucradas en el desarrollo del sector.

En el corto y mediano plazo, debe crearse las condiciones para que las inversiones puedan concretarse, promoviendo que el gobierno y otros sectores intervengan de manera temprana en el desarrollo de los proyectos, evitando así que el sector privado reemplace su rol y desvíe su atención y recursos en hacer lo que mejor sabe: explorar, desarrollar y operar proyectos. Obviamente, todo ello bajo los más altos estándares ambientales, sociales, y técnicos, entre otros.

Las regiones -y se ha demostrado nuevamente en estas elecciones- tienen un poder y una voz en la toma de decisiones. El nuevo gobierno debe encontrar la manera de hacer partícipe en las decisiones a los gobiernos subnacionales y para ello no se requiere necesariamente de cambios legislativos, sino de habilidad y voluntad política. Así, el ministro y su equipo deberán trabajar muy de la mano con las regiones y gobiernos locales.

Más allá de los temas internos y burocráticos, la coyuntura internacional no ayuda para que existan recursos disponibles para invertir en el desarrollo de proyectos. Así, en general, el nuevo ministro tendrá que lidiar con diversos frentes: el privado, para ver cómo trabajar en conjunto para que fluyan capitales hacia el Perú; el interno, para coordinar con otros sectores para crear las condiciones de éxito y también para que la riqueza minera se traduzca en desarrollo; las regiones, para crear las condiciones políticas y sociales; y la sociedad civil, para romper ciertos mitos y realidades (ambientales) y también está el problema de la minería ilegal e informal.

No es definitivamente un perfil sencillo de encontrar, pero no imposible. Además, para realizar este trabajo el nuevo ministro deberá apoyarse en sus viceministros, equipo de asesores y la experiencia de muchos profesionales y servidores públicos actualmente trabajando en el sector. Aunque sobretodo, el nuevo ministro debe generar confianza ante los distintos grupos de interés involucrados en el sector.

Semana Económica

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here