Las áreas que generan mayor demanda son las de mantenimiento mecánico y eléctrico, así como la operación de equipos móviles y fijos.
La industria minera del país necesitará unos 30 mil trabajadores para el 2024, a pesar de la caída del cobre. Así lo determina el estudio Fuerza Laboral de la Gran Minería 2015-2024 presentado en Antofagasta y elaborado por el Consejo de Competencias Mineras (CCM) y la asesoría de Innovum Fundación Chile.

Las áreas que generan mayor demanda son las de mantenimiento mecánico y eléctrico, así como la operación de equipos móviles y fijos. Por otro lado, los perfiles que requerirán menos personal son los profesionales universitarios en el área de extracción o los vinculados a exportación y desarrollo (geología de producción).

De acuerdo con `El Mercurio de Antofagasta`, el gerente del Consejo de Competencias Mineras, Christian Schenttler, aseguró que “la diferencia se explica por un número de personas que han postergado su salida del mundo laboral, así como que las dotaciones esperadas para los proyectos planificados han aumentado respecto a los análisis anteriores”.

Además, el ejecutivo comentó que “ello plantea un desafío importante al país, de manera que las nuevas generaciones tengan acceso a esta información para que puedan privilegiar estudios en aquellas áreas en donde habrá mayores posibilidades de encontrar trabajo”.

El desglose por zona indica que, hacia el año 2024 se espera que en la región de Tarapacá se abran 3.153 puestos de trabajo, con 393 egresados de carreras afin que podrían ocupar una de esas plazas.

En Antofagasta serían 16.840 los nuevos puestos con 4.750 egresados. En tanto, la Región de Atacama presenaría 1.976 y una oferta de egresados de 1.796, mientras que Coquimbo 1.177 puestos y 3.264 posibles empleados. Por último, la zona central concentraría cerca de 6.549 puestos de trabajo y una oferta de egresados de 11.302.

Economía y Negocios

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here