El precio contado del cobre cerró con un descenso de 2,49% este martes en la Bolsa de Metales de Londres debido a que los fondos revirtieron sus apuestas sobre precios más altos, pero se espera que la debilidad del dólar compense parte de la actitud negativa creada por el bajo crecimiento de la demanda en China, el mayor consumidor mundial del metal.

El metal rojo terminó las operaciones a US$2,08154 la libra comparado con US$2,13461 la libra del cierre anterior, anotando su manor valor desde el 23 de mayo.

El dólar operaba cerca de mínimos de cuatro semanas frente a una cesta de monedas después de que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, no dio nuevas señales el lunes sobre el momento en que el banco central subirá las tasas.

Un dólar más bajo abarata las materias primas denominadas en la divisa para los compradores fuera de Estados Unidos, una relación utilizada por los fondos para generar órdenes de compra y venta a partir de modelos numéricos.

Los operadores dijeron que los fondos estaban recortando las posiciones largas después de que los precios del cobre no lograron cerrar por encima del promedio móvil de 100 días el lunes, que en la actualidad es de alrededor de US$4.720 dólares por tonelada.

“La manufactura china no está cobrando impulso, por lo que la demanda no se está acelerando. No hay razón para que el precio del cobre suba”, dijo el analista de Julius Baer Carsten Menke.

Las claves para el crecimiento y la demanda de China vendrán de los datos comerciales del miércoles y de las cifras de inversión y producción industrial del fin de semana.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here