Colombia.- Aunque Gobierno y empresarios los tienen identificados y coinciden en ellos, la diferencia radica al ubicarlos en un escalafón y fijarles magnitud.

Independientemente de la clasificación, ambos bandos reconocen que en la coyuntura actual, y de mantenerse las condiciones que están rodeando el entorno de la industria minera, en los próximos cinco años habrá una reducción de las operaciones mineras.

Así lo planteó el informe Brújula Minera, presentado en la clausura del congreso anual de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Los empresarios ubican en el 35% la expectativa de reducción de operaciones, indicador que hace un año estuvo en 32% y en 2014 se ubicó en 25%.

Además, la posible expansión de operaciones mineras, que hace dos años estaba en el 62%, cayó a 36%.

Según resultados del estudio, el Gobierno es más pesimista y estima la disminución en la expansión de las operaciones mineras del 51%.

Las regalías

Tras revisar la Brújula Minera, Roberto Junguito, presidente de Cerrejón, explicó que la caída de imagen de las empresas mineras frente a comunidades es por cambios en el régimen de regalías.

“Esos recursos se empezaron a distribuir entre todos los municipios y departamentos del país, y a las zonas que tradicionalmente han sido mineras les rebajaron las rentas. Además, hubo una descolgada de precios y los volúmenes de dinero también fueron menores”, explicó el empresario.

Junguito destacó que solo el 7% de lo que las compañías mineras están pagando se les devuelve a los municipios mineros, lo que resulta insuficiente para esas zonas.

 

Vanguardia

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here