Chile.- En su informe anual de aguas, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) entregó una estrategia decenal que sugiere un cambio de perspectiva sobre el consumo de ese recurso.

En su “Proyección del Consumo de Agua al año 2026”, la entidad cuprífera presentó una solución concreta para hacer frente a esta problemática: aumentar significativamente el uso de agua de mar y disminuir el consumo de agua fresca.

Según el documento, el consumo de agua fresca de las compañías llegará a 10,8 m3/seg al año 2026. Es decir, un 19% menos en comparación con lo previsto para el actual ejercicio.

Asimismo, a nivel nacional, el estudio prevé que el consumo de agua de mar llegue a 10,7 m3/seg para 2026. O sea, 4.3 veces el valor esperado para este año.

“Antes el agua era de los últimos recursos agotables. Eso ha cambiado”, reflexionó Sergio Hernández, vicepresidente Ejecutivo de Cochilco.

El estudio, según Hernández, entrega información útil para la toma de decisiones, basándose en cuánta agua se consume hoy y cuánta se puede consumir mañana.

Avance eficiente y sustentable

Por su parte, la Ministra de Minería, Aurora Williams, destacó que este esfuerzo va en la dirección correcta hacia un “avance eficiente y responsable (…) entendiendo que el futuro de la minería está vinculado al desarrollo de Chile”.

La secretaria de Estado agregó que “en vista de la escasez hídrica, es importante que el agua de mar aumente su participación en el proceso productivo, y por ello son cada vez más las mineras que se han sumado a la construcción de sus propias desaladoras para enfrentar estas limitaciones de agua fresca”.

Al ser la zona norte la más afectada por el déficit, Williams precisó que Antofagasta sería la región con mayor crecimiento en consumo de agua marina con una reducción de agua fresca del orden del 21% para 2026, en comparación al 43% de uso en el presente año.

Diario Financiero

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here