Barrick está cerca de cerrar un acuerdo con Pakistán sobre un proyecto de cobre de 7,000 millones de dólares

Barrick Gold (TSX: ABX)(NYSE: GOLD) dijo el lunes que está cerca de llegar a un acuerdo marco definitivo con el gobierno de Pakistán para desarrollar el gigantesco yacimiento de cobre-oro de Reko Diq, cerca de las fronteras de Irán y Afganistán.

Lee: Barrick Gold ve precios más bajos para el cobre en el segundo trimestre

El proyecto, que alberga uno de los mayores yacimientos de cobre-oro a cielo abierto sin explotar del mundo, lleva en suspenso desde 2011 debido a una disputa sobre la legalidad de su proceso de concesión de licencias.

Barrick resolvió la larga disputa a principios de este año, llegando a un acuerdo preliminar extrajudicial que despejó el camino para un acuerdo final sobre cómo gestionar la mina y el reparto de beneficios.

Los equipos de Barrick y Pakistán están ultimando el acuerdo marco, según la empresa.

“Una vez que esto se haya completado y se hayan dado los pasos de legalización necesarios, Barrick actualizará el estudio de viabilidad original, un proceso que se espera que dure dos años”, dijo en el comunicado.

La minera señaló que la construcción de la primera fase será posterior al estudio, con una primera producción de cobre y oro prevista para 2027-2028.

“Durante las negociaciones, el gobierno federal y Barrick confirmaron que Baluchistán (provincia donde se encuentra Reko Diq) y su gente deberían recibir su parte justa de los beneficios como parte del grupo de propiedad de Pakistán”, dijo el director ejecutivo Mark Bristow.

La participación de Baluchistán será financiada en su totalidad por el proyecto y el Gobierno Federal, lo que permitirá a la provincia cosechar los dividendos, cánones y otros beneficios de su 25% de propiedad sin tener que contribuir económicamente a la construcción o explotación del proyecto.

“Es igualmente importante que Baluchistán y su población vean estos beneficios desde el primer día. Incluso antes de que comience la construcción”, dijo Bristow.

El Ministro de Finanzas, Ismail, dijo que el desarrollo de Reko Diq representaba la mayor inversión extranjera directa en Baluchistán y una de las mayores de Pakistán.

Desarrollo en dos fases

El diseño conceptual prevé que el proyecto de 7,000 millones de dólares se construya en dos fases, cada una de las cuales podrá procesar unos 40 millones de toneladas de mineral al año, que podrían duplicarse en cinco años. El último plan supone el doble de la capacidad de producción anual y más del doble de la inversión estimada en un estudio de viabilidad de 2010.

Una primera fase de 4.000 millones de dólares abarcaría la trituración inicial, la molienda y el circuito de flotación, con una producción prevista para 2027-2028. Una segunda fase de 3,000 millones de dólares abarcaría un circuito paralelo que se pondría en marcha más de cinco años después del inicio de la primera fase.

Lee: Barrick anuncia una importante inversión social, de competencias y de infraestructuras en Tanzania

Durante el pico de construcción se espera que el proyecto emplee a 7.500 personas y, una vez en producción, creará 4.000 puestos de trabajo a largo plazo durante los 40 años de vida útil de la mina, como mínimo.

Algunos analistas creen que la falta de experiencia de Pakistán en el ámbito de la minería y su inestabilidad política hacen que este acuerdo sea arriesgado.

Sin embargo, Bristow dijo en mayo que había trabajado en situaciones difíciles toda su vida y que se sentía “muy cómodo” con el proyecto.

Añadió que se trataba de la “oportunidad perfecta para que la industria minera demuestre lo que puede aportar a la economía” de una región que ha sido “abandonada” y que lucha por tener acceso al agua potable.

Reuters

Barrick Goldproducción
Comentario (0)
Agregar comentario