Perú pide un nuevo diálogo sobre Las Bambas mientras la policía insinúa un plan de desalojo

El gobierno de Perú pidió el martes una nueva ronda de conversaciones con las comunidades indígenas que protestan y que han obligado a la mina Las Bambas de MMG Ltd a suspender sus operaciones durante más de un mes, mientras la policía sugería que estaba dispuesta a intervenir.

Lee: El gabinete de Perú busca una solución a la crisis de Las Bambas mientras los izquierdistas piden la nacionalización

El gobierno de Perú, el segundo productor mundial de cobre, ha fracasado repetidamente en la negociación para poner fin al enfrentamiento en el que están implicadas seis comunidades vecinas de Las Bambas que dicen que la mina no ha cumplido los compromisos adquiridos con ellas.

Dos de ellas entraron y se instalaron en el interior de la mina a mediados de abril y una, la comunidad de Huancuire, aún permanece dentro de Las Bambas, una de las mayores minas de cobre del mundo, en la región peruana de Apurímac.

“Estamos trabajando actualmente para ver cuál es el mejor momento (para una intervención policial)”, dijo el martes a la radio RPP Roger Pérez, general de la policía a cargo de Apurímac.

“Estamos en la (etapa) de cuenta regresiva, se realizará pronto”, agregó.

Alexander Anglas, abogado de la comunidad de Huancuire, dijo que las comunidades participarán en la nueva ronda de conversaciones, que ha sido programada para el jueves, y están solicitando aclaraciones a la policía sobre las declaraciones de Pérez.

Lee: Unos 3,000 trabajadores despedidos en la mina peruana de Las Bambas mientras se prolonga el cierre de la mina: sindicato

Las Bambas suspendió sus operaciones el 20 de abril. La mina, inaugurada en 2016, es conocida por sus conflictos sociales con decenas de comunidades indígenas, que han afectado significativamente a la producción de cobre en el pasado.

Reuters

Las BambasPerúproducción
Comentario (0)
Agregar comentario