Cada puesto de trabajo en el sector de la minería del oro genera hasta diez empleos más en las economías locales, según un informe

Según los últimos datos del Consejo Mundial del Oro (WGC), en 2020, las empresas miembros del WGC produjeron 34,5 millones de onzas de oro y pudieron aportar cerca de 38,000 millones de dólares al PIB de los países en los que operan en forma de pagos a gobiernos, empleados y proveedores.

Según el informe, las empresas miembros del WGC pagaron directamente 8,700 millones de dólares en salarios a sus empleados y 7,600 millones en impuestos a los gobiernos de 38 países anfitriones.

Además, se realizaron pagos directos por valor de 26,000 millones de dólares a través de las compras en el país, lo que, según nuestro modelo económico, se traduce en 21,600 millones de dólares de valor añadido para los proveedores locales.

Si se añade a los 16,300 millones de dólares en salarios e impuestos, se obtiene un total de 37,900 millones de dólares que contribuyen al PIB de estos 38 países, según el informe.

Es importante señalar que la contribución al PIB de sus empresas miembros y de sus cadenas de suministro en los países que dependen en gran medida de la minería del oro es comparable al valor de la ayuda al desarrollo que reciben estos países.

“Nuestras empresas afiliadas emplean directamente a cerca de 200,000 personas y mantienen otros 1,2 millones de puestos de trabajo a través de sus proveedores locales. Estos 1,4 millones de puestos de trabajo inducen otros 700,000 empleos en las economías de los países anfitriones. En otras palabras, cada puesto de trabajo en la industria de la minería del oro apoya a seis más, o cerca de diez más si se incluyen los empleos inducidos”, señalaron los autores del informe.

Además, en los últimos años, las empresas miembros del WGC se han centrado en la contratación local, lo que ha dado resultados demostrables, ya que los empleados locales representan el 95% de la mano de obra, reduciendo a la mitad el porcentaje de expatriados en la plantilla (del 10% al 5%) en los últimos 7 años.

“Los empleados de la minería del oro están bien pagados. Los salarios de las empresas miembros del Consejo Mundial del Oro son, por término medio, seis veces superiores a la media nacional”, añadió el WGC.

El Consejo subrayó que, si se explota de forma responsable y en el contexto de un régimen normativo bien gobernado, la minería del oro puede aportar beneficios económicos y sociales significativos y duraderos a los países y comunidades de acogida.

empleooro