Vale rebaja sus previsiones de producción para impulsar el repunte del mineral de hierro

Vale SA acaba de dar un apoyo muy necesario a la oferta en la incipiente recuperación de los precios del mineral de hierro, rebajando sus previsiones de producción para este año y emitiendo una proyección inferior a la esperada para el próximo.

El segundo productor mundial del ingrediente siderúrgico espera ahora producir entre 315 y 320 millones de toneladas este año, frente a la previsión anterior de 315 a 335 millones de toneladas. Para el próximo año, Vale prevé entre 320 y 335 millones de toneladas, frente al consenso de 346 millones de toneladas de los analistas.

El gigante minero brasileño presenta sus proyecciones y perspectivas en un día de inversores en la Bolsa de Nueva York.

Después de que los futuros del mineral de hierro se desplomaran en los últimos meses debido a que China limitó la producción de acero para contener la contaminación y el uso de energía, Vale está defendiendo sus márgenes reteniendo algunos suministros de menor calidad como parte de una estrategia de valor sobre volumen.

La recuperación de la empresa con sede en Río de Janeiro tras el colapso de una presa de relaves a principios de 2019, que provocó una serie de recortes, la convierte en un importante factor de oscilación en el lado de la oferta. Las orientaciones del lunes pueden respaldar el reciente repunte de los futuros del mineral de hierro en medio del optimismo sobre la reposición de existencias por parte de las fábricas chinas.

Vale pretende ampliar su capacidad de producción anual hasta los 400 millones, lo que podría convertirla de nuevo en la primera productora de mineral de hierro del mundo, título que perdió a manos de Rio Tinto Group tras el desastre de la presa de Brumadinho. En septiembre, Vale pospuso el objetivo de capacidad de 2022 a “medio plazo”, en parte debido a la lentitud de los permisos en el norte de Brasil.

Orientación sobre el níquel

Vale, que también es uno de los principales proveedores de níquel, espera producir entre 175.000 y 190.000 toneladas del metal utilizado en baterías recargables y acero inoxidable para el periodo 2022-2023. Proyecta una producción de entre 330.000 y 355.000 toneladas de cobre para 2022.

En la presentación del lunes, Vale también esbozó un presupuesto de gastos de capital para 2022 de 5.800 millones de dólares, frente a los 5.400 millones de este año. La compañía espera gastar un promedio de 5.000 a 6.000 millones de dólares en los años siguientes.

Vale sigue desprendiéndose de activos no esenciales, como una participación de 1.300 millones de dólares en el productor de fertilizantes Mosaic Co., así como de operaciones de carbón, bauxita y acero, a medida que se centra en el mineral de hierro, el níquel y el cobre.

Incluso con los precios de su producto principal muy bajos en los últimos meses, la empresa sigue generando mucho efectivo para recompensar a los inversores mediante dividendos récord y recompra de acciones.

En otras orientaciones, la empresa dijo que sus beneficios de 2023 antes de partidas podrían oscilar entre 16.500 millones de dólares y 24.000 millones de dólares.

Minera Valeproducción