Pese a la desaceleración de la economía mundial, los beneficios de los productores de materias primas alcanzan nuevas cumbres, gracias al crecimiento desenfrenado de China, que ha propiciado beneficios históricos para el gigante angloaustraliano del sector, BHP Billiton.

BHP anunció el miércoles un beneficio neto de 23.650 millones de dólares en el ejercicio que concluyó el 30 de junio, un 86% más que en los 12 meses anteriores, con un volumen de negocios en alza de 36% hasta los 71.740 millones.

Este beneficio, ligeramente superior al Producto Interior Bruto (PIB) anual de países como El Salvador, es el más alto jamás realizado por una empresa del sector de la minería, y supera el histórico resultado anunciado hace tres meses por su gran rival brasileño Vale, con 17.300 millones de dólares.

La subida se debió a unos buenos resultados operativos, con récords de producción en cuatro de las materias primas extraídas por el grupo.

A ello se sumó una subida de los precios de venta, especialmente del mineral de hierro, que se benefició de un fuerte crecimiento de la fabricación de acero en China. Según los cálculos de BHP, la siderurgia china contribuyó a cerca de la mitad (11.000 millones) de los beneficios.

Estos resultados sorprenden en el actual contexto de fuerte desaceleración de la economía de los países desarrollados que hace temer una vuelta a la recesión en Europa y Estados Unidos. Pero las mineras cuentan sobre todo con el fuerte crecimiento de los países emergentes, ávidos consumidores de materias primas.

“En la pasada década, las economías emergentes han contribuido más al crecimiento mundial que el mundo desarrollado y esperamos que su parte aumente a medida que continúa el proceso de urbanización e industrialización”, estimó BHP.

Además, los precios de las materias primas deberían mantenerse altos debido a obstáculos como la incapacidad de los grupos mineros de satisfacer la creciente demanda, pese a enormes inversiones para crear nuevas minas y agrandar las existentes.

Además del aumento de los beneficios, la efervescencia del sector se traduce también en una carrera desenfrenada por comprar actividades externas que permitan a los grandes grupos aumentar su producción.

BHP Billiton, que participa en estas maniobras, compró recientemente el productor estadounidense de gas de esquisto Petrohawk por 15.100 millones de dólares.

Y el auge de la siderurgia china aumentó la demanda por los productores de carbón, indispensable para alimentar los altos hornos y transformar el mineral de hierro en acero, y según la prensa británica se está perfilando una batalla entre Arcelor Mittal y Anglo American por el grupo australiano Macarthur Coal.

Por último, la incertidumbre económica llevó a los inversores a refugiarse en valores seguros como el oro, disparando los precios de los metales preciosos, lo que contribuirá a los buenos resultados de las mineras más diversificadas como BHP o su compatriota Rio Tinto.

Fuente: Swissinfo.ch

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here