Hochschild Mining (LSE: HOC), productor peruano de metales preciosos, anotó ganancias de US$18,7mn el primer semestre del 2009, un 52% menos que en mismo perí­odo del año pasado.

Los ingresos se redujeron apenas un 1% durante el semestre a US$231mn a pesar de un descenso de 22% en el precio efectivo de la plata tras el aumento en su producción. El Ebitda ajustado fue un 7% menor en la comparación interanual y se situó en US$100mn en los seis primeros meses del año, pero casi duplicó la cifra del segundo semestre del año pasado, según un comunicado de Hochschild.

La producción atribuible registró un récord de 13,9Moz de plata equivalente en el primer semestre, un 17% más año con año, lo que corresponde a 9,2Moz de plata y 78.000oz de oro, volúmenes un 24% y 5% superiores, respectivamente, en igual comparación.

Los costos por tonelada se redujeron un 10% en las minas subterráneas de la empresa y un 14% en Moris, la única a cielo abierto. Los ahorros se deben a ampliaciones de capacidad que entraron en operaciones el año pasado, iniciativas de control de costos y un tipo de cambio más favorable, de acuerdo con el documento.

Para todo el 2009, Hochschild prevé que los costos se contraerán un 5% respecto del año pasado.

Analistas de Liberum Capital consideraron que los resultados fueron sólidos y superaron las expectativas gracias al buen nivel de ingresos y el control de costos. Cazenove e Investec también hicieron comentarios positivos sobre los resultados, y esta última firma elevó su recomendación a Buy.

PERSPECTIVAS

“Tenemos una estrategia de tres frentes que básicamente considera las actuales operacionales, fusiones y adquisiciones, y exploración”, señaló su gerente general, Miguel Aramburu, durante una conferencia telefónica el miércoles.

“Solo el año pasado ampliamos un 29% la capacidad y ahora nos concentramos en prolongar la vida útil de nuestras minas”, indicó el ejecutivo.

La compañí­a destinó para este año un presupuesto de US$16mn para exploración en propiedades antiguas y planea elevar esa cifra en los próximos años. En la mina peruana Arcata, Hochschild identificó dos nuevas estructuras que arrojaron leyes de, por ejemplo, 4,6g/t de oro y 468g/t de plata, lo usual en la mina, de acuerdo con Aramburú.

En tanto en la mina argentina San José, de la que posee el 51%, una reciente perforación horizontal arrojó 8,9g/t de oro y 517g/t de plata en 1m. La compañí­a planea dar inicio en el corto plazo a la perforación superficial para definir una nueva estructura, agregó.

ADQUISICIONES

Si bien a la mina mexicana Moris y a la peruana Ares les queda menos de dos años de vida útil, la empresa ha seguido adelante con una estrategia de fusiones y adquisiciones diseñada para mantener su perfil de producción.

Aramburú destacó las operaciones de Lake Shore Gold, en Ontario, en la que Hochschild tiene un 40%. La mina debiera producir 100.000oz de oro el próximo año y 200.000oz en el 2011. Asimismo, Lake Shore tiene una participación de 60% en un proyecto aledaño en riesgo compartido de West Timmins, donde una perforación reciente arrojó 83m con 12,8g/t de oro.

“Estamos muy contentos con esta inversión y seguiremos monitoreando de cerca el proyecto de riesgo compartido que Lake Shore tiene con West Timmins”, sostuvo el ejecutivo.

Hochschild elevó hace poco a 24% su participación en la junior estadounidense Gold Resource, que posee el proyecto El íguila, en el estado mexicano de Oaxaca. Aramburú sostuvo que la empresa se concentrará en seguir explorando la propiedad, aunque los dueños adquirieron una planta y están a punto de comenzar las operaciones, estrategia que Hochschild considera prematura.

Sin embargo, los últimos resultados de perforación han sido “excepcionales (…) con onzas para el oro y kilos para la plata”, además de los metales básicos que podrí­an “cubrir fácilmente el 100% de los costos”, indicó. La compañí­a tiene un acuerdo vigente con Gold Resource que le impide elevar su participación más allá del 40% hasta febrero del 2011, agregó.

EXPLORACIí“N

Mientras tanto en la peruana Azuca, uno de los proyectos greenfield más avanzados de Hochschild, el objetivo apunta a “probar más recursos y lograr hacerlos factibles”, por lo que planea una evaluación económica inicial a fin de año.

La compañí­a estableció como objetivo identificar algún hallazgo importante mediante la exploración greenfield y, por tal motivo, aumentó sus equipos para estudiar distintos tipos de depósitos de metales preciosos a fin de ampliar su perfil de crecimiento.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here